EN MENOS DE 5 MINUTOS

Son tres los cuidados imprescindibles para mantener la piel sana, que no es lo mismo que una piel bonita sin imperfecciones. No son pocas las mujeres a las que la cosmética no les interesa, solo buscan en su uso comodidad y confort en la piel, que encontrarán con esta rutina de cuidados:

1. LIMPIEZA: la higiene es el cuidado mínimo para cualquier tipo de piel incluso la dEMAQULLARseca o sensible. Para la piel grasa o mixta recomiendo geles o espumas purificantes, en cambio para la piel seca y sensible son más recomendables los cosméticos que no necesitan agua como son las leches desmaquillantes o las soluciones micelares.  Debes usarlo como mínimo por la noche para retirar los restos de maquillaje, de suciedad o de polución adheridos a la piel durante el día. No es aconsejable la aplicación de gel de ducha en la cara, ya que la piel del rostro es más fina que la del resto del cuerpo, por ello necesita activos detergentes más suaves.

2. HIDRATACIÓN: más importante que el paso anterior para sentir la piel confortable. Cualquier persona necesita una crema hidratante pero cambia el tipo de cosmético según la piel, de modo que una persona con la piel seca debe elegir una crema hidratante formulada con principios activos ligeramente grasos que además de hidratar, nutra la piel aportando lípidos en cambio para una persona con la piel grasa o mixta es más recomendable un cosmético de textura más ligera sin aceites ni activos nutritivos. Es imprescindible aplicar este tipo de crema por la mañana y por la noche, si al llegar a casa sientes la piel tirante.

3. PROTECCIÓN FRENTE AL SOL: los peligros de la exposición solar son de sobra clarins-sunscreen-wrinkle-control-eye-high-protection-spf-30conocidos pero no nos paramos a pensar que bajo el sol no solo estamos en la playa o durante los meses de  verano, según el lugar donde vivas puedes estar expuesto a altos índices de radiación ultra-violeta, incluso durante el invierno. Usa un factor de protección solar superior a 15 todo el año, durante el invierno como la exposición solar es menor puedes ahorrar tiempo mezclando la crema solar con la hidratante o el maquillaje y aplicarlo a la vez.

Recuerda que a partir de los 25-30 años se recomienda usar cremas con una formulación más compleja que además de una función hidratante actúen en las imperfecciones de la piel como pueden ser las manchas, las arrugas o los poros obstruidos.

Ana Custodio para The BeautyHunter

Anuncios

¿CÓMO ELEGIR TU CREMA HIDRATANTE?

1. ¿CUÁL ES TU TIPO DE PIEL?

                       La crema hidratante debe ser específica, puesto que nada tiene que ver las necesidades de los diferentes tipos de piel . En la categoría ¨Tipos de Piel¨ explique las necesidades diaria de cada piel pero como norma general:

Para piel seca/muy seca se deben elegir cremas más untuosas o ricas, que es el nombre por el cual se reconocen en cosmética.

– Para piel mixta/grasa debéis seleccionar hidratantes ligeras, que no contengan aceites ni ingredientes nutritivos o untuosos. Se recomiendan las emulsiones y las cremas en gel para las pieles mixtas deshidratadas.

Para piel sensible asegúrate que no contiene perfumes y es hipoalergénica. Si eres alérgica a algunos componentes químicos puedes probar por la incipiente cosmética Bio.

– Para piel acnéica debéis  restringiros a las recomendaciones del dermatólogo. Si no estás acudiendo al médico, te recomiendo que compres tus cosméticos en farmacias y que sean específicos para tu problema.

 2. ¿ALGO MÁS QUE HIDRATAR?

                       – Proteger del sol. CREMAS HIDRATANTES CON SPF. Ideales para las que nos cuesta utilizar crema solar a diario o aquellas que viven en zonas con pocas horas del sol. Tiene varios inconvenientes el filtro solar no suele ser mayor de 15 ó 20, por lo tanto no es suficiente para zonas con muchas horas de sol e intenso calor o para personas con piel clara. Son más untuosas que las hidratantes normales por las características físico-químicas de los ingredientes que actúan como filtro solar y suelen dejar algo de brillo en la piel. Como ventaja refuerza la protección solar y en invierno te ahorras el paso de la crema solar.

                       – Maquillar. CON COLOR. Ideales para las mujeres que no utilizan base de maquillaje. Entre sus inconvenientes se encuentran que no hidrata igual que su homóloga sin color y que la paleta de tonos es mucho más limitada que en el caso del maquillaje.

                       – Prevenir el envejecimiento. CON ANTIOXIDANTES. Ideales para mujeres de más de 25 años.

                       – Tratar el envejecimiento. ANTI-EDAD. A partir de los 30-35 años.

 3. DEPENDE DE LA ESTACIÓN.

                       Algunos tipos de piel cambian sus necesidades según la estación. Durante el invierno la piel se seca y deshidrata más por el frío y el viento, esto se hace palpable en la piel mixta que durante la estación invernal se parece más a la piel seca. También puede influir en la piel seca y grasa.

                       Si es tu caso que durante el invierno la piel te tira, te pica o se te enrojece, debes utilizar una hidratante con algo de lípidos o grasa para reforzar la función barrera de la piel.

 4. EL PRESUPUESTO NO ES UNA EXCUSA.

                       Existen excelentes hidratantes por menos de 15€. A veces pagamos mucho cuando podemos tener un producto similar por menos dinero. Mi hidratante estrella Hydreane Ligera de La Roche-Posay cuesta tan solo 13€. Pero voy más allá la línea Anti-Edad de L´oréal Paris no tiene nada que envidiar a marcas de lujo.

 5. TEN CLARO LO QUE NECESITAS Y NO COMPRES LO QUE NO VAYAS A USAR INMEDIATAMENTE.

                       No sé si solo me ha ocurrido a mí, pero en general en las perfumerías o grandes almacenes cuando pido algo en concreto, me recomiendan otras marcas o cremas diferentes a la que he pedido.

                       Cuando voy a comprar cremas intento ser yo la que guíe la compra no la asesora o dependienta. He conocido muchas mujeres que cuando les he hablado de estos me han contado que se han gastado grandes cantidades de dinero en cremas y en mi opinión hay un margen de precio  razonable basado en la eficacia, a partir de ahí empieza a sumar el packaging, la publicidad, la exclusividad pero no la ciencia. En general una crema de más de 60-100€ me produce desconfianza, no porqué no sea buena sino porqué no me importa que el packaging sea feo o que en la publicidad no salga una top-model. No compres lo que no vayas a usar inmediatamente porqué cuando comiences el tratamiento, se te habrá olvidado porqué lo compraste, como usarlo y los resultados que puedes esperar de él.

 6. INFORMÁTE ANTES DE IR A COMPRAR.

                        No quiero ser injusta y esto es una generalización, pero la mayoría de personas que atienden en comercios de cosméticos no saben de cremas ni de piel. Es verdad que la experiencia da muchos conocimientos pero he presenciado recomendaciones increíbles como un exfoliantes para una piel con cuperosis, un contorno de ojos para una chica de 20 años o un serum de primeras arrugas para una mujer de 50 años. Elige una fuente que te confianza y credibilidad antes de ir a comprar cremas.